Entrada triunfal de HyperX al segmento de periféricos de alto desempeño

Gracias a su fiabilidad, Kingston incursionó en el segmento gaming sin mucho problema, ofreciendo en sus inicios componentes para PC como memorias ram, o discos duros de estado sólido (SSD) creando su división HyperX.

Hoy por hoy sus productos son la elección de los principales jugadores, entusiastas de la tecnología y overclockers en todo el mundo y en esta ocasión nos permite evaluar su primer teclado mecánico, el HyperX Alloy FPS.

Pensado para First Person Shooter, este teclado cuenta con un diseño minimalista que nos permite un mayor desplazamiento del mouse, el mismo nos ofrece interruptores Cherry MX, un marco completamente de acero y variada retroiluminación. Los acabados del teclado son totalmente fuertes debido a su marco de acero que lo hace muy resistente y gracias a las seis gomas anti-deslizantes el mismo posee una mayor estabilidad a momento de utilizarlo. En la parte superior veremos un mini USB para el cable que conecta con la PC y un USB de carga para alimentar tu Smartphone.

El periférico mide 44.2cm de largo y 12.9 de ancho, es ultra portable, su cable trenzado USB es desmontable. Además, HyperX Alloy FPS incluye una bolsa de viaje para poder ser transportado a cualquier lugar de forma cómoda.

Los teclados HyperX Alloy FPS poseen interruptores Cherry MX en tres variantes, Brown, Blue y Red, en este caso analizamos la versión Blue. Estos Switches requieren una fuerza de operación de 50.9Gr, son recomendados para gamers que prefieren exactitud con un mayor control auditivo y táctil, también es perfecto para quienes disfrutan de escribir.

Las teclas están fabricadas a través de un sistema de inyección double shot que nos garantiza durabilidad; los caracteres no están pintados como en teclados convencionales sino están en una capa plástica inferior, por ello no se borran.

En la caja se incluyen las 8 típicas teclas intercambiables “1, 2, 3, 4” y “W, A, S, D” las cuales tienen un acabado rojo metálico y “W, A, S, D” un texturizado distintivo y cómodo al tacto.

Podemos encontrar una retroiluminación con cinco niveles de intensidad y seis diferentes modos de iluminación en rojo.

Las modalidades serían: “estático”, las luces quedaran encendidas, “breathing”, donde sus teclas se encenderán y apagarán lentamente, “trigger”, que mantendrá las teclas apagadas pero en cuanto las oprimimos prenderán luz lentamente y luego volverán a apagarse, “explosión” (mi favorito) cada tecla destella dejando rastro como si hubiera explotado, barrido de iluminación de izquierda a derecha.

Por último el Infaltable modo gaming el cual iluminará las teclas 1, 2, 3, 4, W, A, S, D, Ctrl y la barra espaciadora.

El HyperX Alloy FPS tiene Anti-Ghosting e incluye un modo Gaming el cual desactiva la tecla “Windows” y activará el modo n key rollover, que permite oprimir hasta 40 teclas y detectarlas simultáneamente.

No necesitamos software ya que es plug and play, lo que quiere decir que ni bien conectemos el mismo a nuestra PC ya tendremos todas las funciones habilitadas.

Mi Experiencia:

El periférico me resultó muy bueno para juegos, por ejemplo: shooters como Player Unknown’s Battleground y Overwatch, dejándome un espacio grande para el desplazamiento del mouse y destacando teclas resaltadas. También es un excelente teclado para escribir, por lo que a las personas que gustan, también es una excelente opción en relación calidad-precio. Me gustaría agregar para quienes somos aficionados de la limpieza, su diseño nos permitirá dejar nuestro teclado inmaculado con un poco de aire comprimido o un pincel, gracias a que tiene las teclas expuestas. Llegando al final de este análisis me gustaría recomendar este teclado a todo gamer entusiasta que desea un periférico de diseño portátil y minimalista con gran estabilidad al momento de jugar y excelente durabilidad.

Daniela Dominguez

Comparte