HyperX Pulsefire FPS, una experiencia superior

Lo primero que nos encontraremos es el empaquetado cual joyería en colores característicos del fabricante para luego ver el Pulsefire con acabados en negro y rojo como toda su línea FPS.

Podremos ver detalles como la iluminación de la “Rueda” en rojo y el botón de DPI en tonos cambiantes, destacando también el logo de HyperX en la parte baja del periférico.

Como dato curioso me gustaría agregar que se realizaron aproximadamente 100 impresiones 3D del periférico hasta llegar al modelo actual.

Si bien el Pulsefire no se pensó para ser un mouse totalmente ambidiestro dado que sus dos botones configurables están del lado izquierdo se logró crear un periférico casi simétrico y gracias a esto se puede usar tanto del lado derecho como izquierdo. Gracias a su diseño ergonómico podemos sostenerlo tanto de forma “Garra” como de “Palma” y no solo eso sino que en sus laterales tiene antideslizantes que permiten mayor fluidez sin que el mouse se resbale.

Sus dimensiones son de 127.54 x 41.91 x 71.07 mm y tan solo pesa 95 Grs, esto permitirá a los profesionales como aficionados utilizarlo por mayor tiempo con una menor fatiga.

Cuenta con seis botones, los mismos incluyen interruptores “Omron” ultra rápidos que garantizan más de 20 millones de clics, los clásicos botones derecho e izquierdo y la “Ruedita” de desplazamiento, tendremos también dos en el lado izquierdo que serán configurables únicamente desde el juego ya que el mouse no usa software.

Por último podremos ver el pequeño botón para cambiar los perfiles de DPI, el cual detallaré más adelante.

Para cumplir con las necesidades del usuario al momento de jugar se incorporó un sensor óptico enfocado en FPS: el Pixart 3310. El cual nos brindara los perfiles precargados en el pequeño botón de DPI que se iluminara de diferente color por cada perfil. Algo que tal vez para un jugador experimentado no sea de mucha utilidad ya que pueden distinguirlo en juego, pero para jugadores no tan avanzados es una forma muy útil de ver el cambio de dpi, los perfiles son:

  • Blanco: 400 DPI
  • Rojo: 800 DPI
  • Azul: 1600 DPI
  • Verde: 3200 DPI

Al momento del desplazamiento se preocuparon no sólo porque el mismo fuera suave y eficaz sino que colocaron “Skates” grandes para que tenga más durabilidad.

Por último podemos ver que tiene al igual que los teclados HyperX un cable trenzado en acabados rojo y negro, el mismo está reforzado en la unión con el mouse para prevenir rupturas con el paso del tiempo.

Mi experiencia:

Lo primero que note fue la ergonomía del producto, creo que el tamaño es casi perfecto para cualquier mano y el peso me parece el ideal si vamos a estar muchas horas ante un juego. No me sorprende ya que él mismo ganó el Red Dot Award 2017.

Realmente pensé que no iba a notar la calidad del sensor dado a que soy un jugador inexperto pero pude notar la gran diferencia al momento de usar armas de precisión en FPS como playerunknown’s battlegrounds y los perfiles iluminados me ayudaron a distinguirlos.

Al momento que coloque el mouse sobre la alfombrilla puede sentir la suavidad con la se deslizaba gracias a sus dos grandes “Skates”. Puedo decir que pasó a ser uno de mis periféricos favoritos, el confort y la precisión que brinda hace que Pulsefire esté dentro del top de periféricos para FPS.

Daniela Domínguez

Comparte