in ,

Flashforge y Romis cierran acuerdo de Distribución Regional

Impresión 3D e Industria 4.0

La impresión 3D es una de las tecnologías habilitadoras en las que se basa la Industria 4.0 (i4.0). La fabricación por adición mediante impresoras 3D permite fabricar piezas complejas o personalizadas en un tiempo record a un coste competitivo y, por otro lado, facilita la producción local de pequeñas series o prototipos.

Esta tecnología parte de un modelo digital y deposita un material capa sobre capa hasta formar un objeto igual al diseño. Convirtiendo píxeles en materia, lleva a la realidad las creaciones hechas en un ordenador. Además, la versatilidad de estos equipos es casi ilimitada, pudiendo crear infinidad de cosas distintas y con todo tipo de materiales: metales, polímeros, resinas, material biocompatible, distintas aleaciones de material, cerámica, alimentos e incluso células vivas.

No es una única tecnología, sino que engloba formas diferentes de hacerlo que varían en función del material, cómo se aporte y su estado (polvo, líquido…) así como de la fuente de energía. En todas ellas existe un archivo digital que una máquina (impresora 3D) es capaz de leer y transformar en una pieza real mediante la adición de material capa a capa. Esta forma de producir viene a unirse a los procesos sustractivos (sacan el material sobrante para hacer la pieza) y conformativos (fundición, flexión o usando preformas como moldes por ejemplo).

Permite fabricar tiradas cortas a bajo coste, piezas de gran complejidad geométrica, personalización, eliminación de ensamblajes, reducción de peso, de residuos o del ciclo de desarrollo de un producto.

Requiere de un cambio de “cultura” y de una formación específica para los diseñadores que deben comprender las nuevas posibilidades para optimizar topológicamente sus diseños.

Existen muchos ejemplos de uso en casi todos los sectores ya que permiten fabricar piezas de muy diferentes tipos: para el sector aeroespacial donde un menor peso es fundamental, o para automoción, en el campo de la salud para prótesis, también para joyas de complicada geometría, coches, juguetes, alimentos.

«Si lo puedes imaginar, lo puedes hacer»

Flashforge entra a formar parte de la cartera de Soluciones de Impresión 3D de Romis. El mayorista con sede original en Uruguay y con su segunda subsidiaria en Paraguay ha cerrado un acuerdo de colaboración y representación a nivel regional con la marca. El acuerdo incluye la importación, distribución y comercialización de equipos, insumos y repuestos Flashforge, así como la provisión de Servicio Técnico Autorizado y Garantía local.

Flashforge, con origen en Zhejiang, China lleva más de 9 años fabricando impresoras 3D y se ha posicionado como uno de los más grandes fabricantes y proveedores de soluciones de impresión 3D en el mundo.

Con una planta de producción de 26000 m2, 100 ingenieros R&D y capacidad de producción de 20.000 equipos/mes, Flashforge continúa ampliando su portafolio y mejorando constantemente la tecnología de sus impresoras 3D.

La marca se destaca por la relación costo-beneficio de sus equipos, ya que entrega calidad, facilidad de uso y variedad de prestaciones a precios accesibles y competitivos.


La sublimación, un esencial para el posicionamiento de marcas

Easy Rack PDU, una solución para la gestión de la energía y administración de datos en todo tipo de negocio