in ,

El impacto del sector de TI en el Uruguay

Enrique Mordetzki es Director de INCO (Interamericana de Cómputos S.A.). Es ingeniero electrónico, tiene 56 años, y es un apasionado de todos los temas y tendencias de la industria de las Tecnologías de la Información. Es casado y tiene 3 hijos. Además de los deportes “mayores” le fascina la Formula 1. Como actividad física, confiesa que le gustaría decir que entrena como ciclista, pero en realidad es solo un aficionado del “deporte pedal”, tanto en ruta como montaña.

¿Qué relevancia le ves a nuestro sector en Uruguay?

El sector de Tecnologías de la Información (a veces las llamamos TICs: Tecnologías de la Información y Comunicaciones) tiene un carácter estratégico para Uruguay. Por un lado aporta productividad y valor a los procesos productivos tradicionales. Creo que hay pocas actividades comerciales, industriales o agropecuarias que no hayan tenido un impacto de las TICs. Incluso el tradicional “sector primario” hoy tiene agregados de valor tecnológico destacados, permitiendo que sus productos dejen de ser las “commodities” de antes. Por dar un ejemplo muy conocido, la trazabilidad del ganado transformó la industria frigorífica. Todo lo anterior es mirando a las TICs desde el punto de vista de su aplicación, o sea de los usuarios uruguayos: son herramientas que permiten lograr resultados de negocios, brindando productividad, diferenciación, calidad, etc.

Enrique Mordetzki es Director de INCO (Interamericana de Cómputos S.A.)

Por otro lado, podemos mirar la industria de Software y Servicios de TI en Uruguay como uno de los sectores más dinámicos de nuestra economía, con vocación claramente exportadora. Hay numerosos ejemplos de empresas exitosas y de toda escala, tanto de empresas uruguayas que se internacionalizan, como de empresas multinacionales que se radican en Uruguay para desarrollar Software o brindar servicios a sus clientes en el Exterior desde aquí.

Este sector compite globalmente, y busca expandirse globalmente. Creo que el nuestro es uno de los puntales de la Revolución del Conocimiento en nuestro país. Porque en esencia, lo que se exporta de TI es eso: el conocimiento de nuestros técnicos. Hay un 100% de valor agregado, es pura “materia gris”.

Tengo el convencimiento que en el futuro habrán dos tipos de naciones: las que producirán tecnología y conocimiento y las que simplemente lo comprarán para consumirlo. Si esa visión personal que tengo se confirma, será una redefinición del concepto de soberanía nacional. Además de los puertos, además de la independencia energética, etc., la generación de conocimiento e innovación tecnológica va a ser otra dimensión de nuestra soberanía en el mundo digitalizado, que es el más globalizado de todos.

Para construir esa nueva soberanía, el ingrediente básico es un capital humano altamente calificado y un ecosistema que apoye esos emprendimientos (universidades, comunicaciones, marcos legales, apoyos para abrir nuevos mercados, incubadoras, capital de riesgo, etc.). Tenemos que producir más técnicos, capacitarlos permanentemente y retener a los que quieran emigrar. O importarlos, ya que tenemos “desempleo cero” en el Sector y los recursos humanos pasan a ser un cuello de botella para el desarrollo.

Te confieso que esperaba una respuesta más tradicional respecto al sector. Por ejemplo que me hablaras del crecimiento en ventas, del desarrollo de los canales, los nuevos productos y segmentos de mercado. Por mencionar uno, el de “Cloud” que está tan de moda.

Si, disculpame por esa visión tan “macro” que te dí! Claro que sí, el tema de Cloud es bien disruptivo. En todas sus modalidades y matices. Pero, ¿acaso en TI no tenemos siempre algún impacto disruptivo haciendo efecto? Por ejemplo el Software de Código Abierto, no te parece que rompe algún esquema (dicho irónicamente)? Tengo el privilegio de haber sido testigo de la transformación de la TI desde la época de los mainframes (esos dinosaurios que se rehúsan a morir a pesar de todas las predicciones), pasando luego por las minicomputadoras departamentales, luego los “fat clients” de la época “cliente-servidor” cuando las PCs se conectaron a las redes corporativas, luego los “thin-clients” basados en tecnologías Web, hasta la ubiquidad de la computación móvil y ahora el “Internet de las Cosas”. A todo eso agregale una buena porción de Cloud… y petabytes de Storage! Es que han sido una “punta de años” para mí [risas], pero históricamente no han sido tantos para tamaña revolución! No fue una evolución suave, fueron innovaciones disruptivas que han creado una de las mayores revoluciones de nuestra Civilización, quizás mayor que la Revolución Industrial aquella que estudiábamos en Historia en el Liceo. Es la Revolución del Conocimiento y de las Comunicaciones. Y está en la mano de miles de millones de usuarios y abarca a todo el mundo.

Claro que eso genera oportunidades para todos nosotros en el Sector, y como toda oportunidad tiene el contrapeso del riesgo. Fijate que de todas las innovaciones que te mencioné ninguna desplazó del todo a la anterior. Hoy conviven, pero la participación de cada tecnología en el mercado se achicó para hacer lugar a la nueva …en realidad es la nueva la que se abrió paso a los “codazos”! [se ríe].

Y para terminar, qué me podés contar de INCO, tu empresa?

En INCO somos un poco obsesivos… [se ríe]. Por ejemplo, la satisfacción del cliente. No es un concepto en el que podamos transar. Nuestro principal activo es la relación de confianza a largo plazo con nuestros clientes. Y eso solo se logra con clientes satisfechos. La mejora continua… ese es otro puntal. También hemos aspirado siempre al conocimiento técnico exhaustivo de las soluciones que vendemos, para poder entablar una venta consultiva, apoyando a que el cliente logre sus objetivos de negocio mediante soluciones de TI. Para ello estamos creciendo, incorporando gente muy calificada que se suma al equipo tradicional. Y siempre tratando de disfrutar de lo que hacemos. Y trabajando en equipo, porque hay que lograr esa sinergia, esa química especial que se da cuando el equipo es más que la suma de cada uno de sus integrantes. Si te tuviese que definir mi rol esencial en la Empresa, es ese. Soy el responsable de crear esa sinergia, y creo que es uno de los mayores desafíos del Management. Y si tenés éxito en eso, es un logro de los más gratificantes, tanto a nivel profesional como personal. Tuve el privilegio de integrar equipos así, de altísimo rendimiento, y vamos a reproducir esa experiencia magnífica en INCO. En eso estamos!


IX Edición del Abierto de Damas “EDITTA COPPO DE FALCO”

La nueva serie Atlas de Forza: la solución eficiente y escalable para el sector público y corporativo