in

Oportunidades en la frontera

frontera_1

En 1986 surgió el régimen de free shops de frontera mediante un decreto del Poder Ejecutivo.

Los free shops de frontera son comercios minoristas, que realizan su actividad en los puntos de frontera, pero no son tiendas libres de impuestos. La única exoneración fiscal de la que gozan es respecto de las tarifas aduaneras y la devolución del Impuesto al Valor Agregado (IVA). El gobierno vio que este tratamiento diferencial a estos establecimientos era una oportunidad para reactivar la actividad en las ciudades fronterizas.

frontera_2

Las ventas que realizan son exclusivamente a extranjeros NO residentes en el territorio uruguayo.

Los free shops están gravados, al igual que cualquier comercio que opera en el territorio nacional, por impuestos sobre la renta de las empresas (IRAE), y sobre su patrimonio (IP).

Adicionalmente, si bien los free shops gozan de una franquicia en la importación, la mercadería que comercializan debe ser OPORTUNIDADES EN LA FRONTERA ingresada a depósitos fiscales y para ponerla a la venta deben abonar un canon, cuyo valor varía en función del producto importado (10% o 15%)

frontera_3

Por lo tanto, como resulta claro, el Estado uruguayo no resigna recaudación, en realidad recibe una recaudación por compras de turistas que de otra forma no lo harían.

El 99% de la mercadería es importada, con la intención de evitar que los productos comercializados por los free shops compitieran con el mercado doméstico. Además se venden también productos nacionales, como alfajores, dulce de leche y vinos nacionales en grandes cantidades, lo que se ha dado en llamar `exportación minorista`.
La infraestructura hotelera en las distintas ciudades, es un sector que de a poco comienza a invertir, variando la oferta en los diferentes puntos de la frontera. Cabe destacar que existen actualmente proyectos hoteleros en las ciudades de Rivera y del Chuy, para los que los free shops suponen una condición imprescindible de funcionamiento.

frontera_4

Beneficio para Uruguay
Los beneficios para nuestro país son múltiples:
se ha generado mano de obra genuina, con más de 2.100 puestos directos (en Chuy y Rivera aproximadamente el 30% de la fuerza laboral), en los restaurantes, hoteles, tiendas y demás comercios de la zona; se ha evitado la emigración de mucha gente joven, fundamentalmente mujeres, a la capital; se ha elevado el nivel educativo local; y han aumentado los ingresos nacionales a través de la recaudación fiscal”.

Las ventas que realizan son exclusivamente a extranjeros NO residentes en el territorio uruguayo

La actualidad
En sus comienzos las dos ciudades habilitadaspara instalar este tipo de tiendas eran Rivera y Chuy. Se sumaron a la lista Artigas y Río Branco (2002), y más tarde Bella Unión y Aceguá (2007). Hoy día también cambiaron los referentes, ya que muchos grupos inversores inversores han desembarcado adquiriendo las Empresas, lo que trajo consigo una modernización y un modelo de negocio más profesionalizado, La cadena de Free Shops Neutral (un icono en la frontera) fue adquirido por el fondo de inversión JH Partners y el Grupo Wisa desembarco fuertemente en Rivera asi como Duty Free Americas (DFA) de gran presencia internacional hace su aparición en el 2008. Los Empresarios locales con estos nuevos actores han acompasado la modernización del negocio apostando fuertemente en infraestructura.

Como dato adicional, el año 2012-2013 las ventas del sector superaron los 489 millones de dólares.

La Frontera en números

  • 97 Free Shops operaron en el año 2013.
  • 300 de dólares es la cuota que permite la Aduana Brasilera libre de impuestos.
  • 96 millones de dólares recauda anualmente el Estado Uruguayo con los Free Shops.
  • 3.500 personas trabajan en el sector.
  • El 8% de la recaudación de Aduana proviene de este sector.
  • Rivera recibe hasta 20.000 extranjeros por fin de semana.
  • El sector Free Shops facturó US$ 489 millones en 2013.

IPMuy dijo presente en Computex 2014

Corsair presenta la unidad inalámbrica Voyager Air 2