Uruguay apuesta al hidrógeno verde: la energía limpia del futuro

Reportajes

El hidrógeno es el elemento químico más abundante en el universo. El hidrógeno triplica la energía producida por la gasolina. Además, a diferencia de esta, es una fuente de energía limpia, ya que solo libera agua (H2O), en forma de vapor, y no produce dióxido de carbono (CO2).

Con el fin de promover esta fuente de energía se creó el Fondo Sectorial del hidrógeno, un proyecto encabezado por el Ministerio de Industrias, Energía y Minería (MIEM), con el apoyo del LATU y la ANII. Dicho fondo busca promover la descarbonización de la energía e industria, en el marco del desarrollo de la tecnología y usos para el hidrógeno verde.

El LATU y Latitud -su fundación de I+D+i, orientada a promover a la industria Nacional-  se participará investigando, desarrollando y adaptando nuevas tecnologías que promuevan una producción sostenible.

¿Por qué Uruguay?

Uruguay tiene condiciones para la producción de energía renovable eólica y solar, lo que permitiría, utilizando estas fuentes de energía, la producción de hidrógeno verde en forma competitiva. El país tiene una larga historia y buenas experiencias en buscar energías limpias en la línea de proporcionar independencia al país en materia energética.

A nivel internacional se visualiza el hidrógeno verde como una alternativa para la reducción de gases de efecto invernadero.

El desarrollo de esta tecnología permitirá al país posicionarse como productor y exportador de hidrogeno y sus derivados.

¿Cómo funciona?

La tecnología de generación de hidrógeno es un proceso fisicoquímico conocido como electrólisis. Este método utiliza la corriente eléctrica para disociar la molécula de agua y separar el hidrógeno del oxígeno.  Si la electricidad se obtiene de fuentes renovables, se producirán combustibles (hidrógeno y derivados) sin emitir dióxido de carbono a la atmósfera.

¿Cuáles son las ventajas?

  • Ventajas comparativas del Hidrógeno Verde en relación con otras energías renovables y los desafíos para su producción y comercialización.
  • Fuentes renovables: El hidrógeno verde es producido de fuentes renovables.
  • 100 % sostenible: el hidrógeno verde no emite gases contaminantes ni durante la combustión ni durante el proceso de producción.
  • Almacenable: a diferencia de la energía eléctrica, el hidrógeno es fácil de almacenar, lo que permite su utilización posterior en otros usos y en momentos distintos al de su producción.
  • Versátil: el hidrógeno puede transformarse en electricidad o combustibles sintéticos y utilizarse con fines domésticos, comerciales, industriales o de movilidad. Puede ser utilizado como combustible en forma directa o mezclado con otros gases, así como insumo para la producción de combustibles líquidos, o en la producción de agroquímicos y cementos, aceros, polímeros, y otros.
  • Transportable: esta energía puede mezclarse con el gas natural y viajar por los mismos canales e infraestructuras del gas. 

Más articlulos

Recientes